21 de ago. de 2014

Relatos Salvajes: Sociedad Furia

* * * *   MUY BUENA

"Relatos Salvajes" de Damián Szifrón ("Tiempo de valientes", "El fondo del mar") generó muchas expectativas desde su promoción y la verdad es que no defraudó ni un poquito. El joven director vuelve a la carga con mucha fuerza y nos ofrece 6 cortos distintos pero a la vez entrelazados y atravesados por la violencia que tenemos los argentinos en el adn de nuestra sociedad. 
¿Por qué es tan grosa esta película y gustó tanto a los argentinos? Porque funciona como un espejo cómico, directo y sincero de la furia que se viene enquistando y manifestando en nuestra sociedad como consecuencia de la vorágine del día a día, el deterioro de la instituciones y la pérdida de valores. "Relatos Salvajes" nos muestra a nosotros mismos, un tanto exagerados, en distintos personajes que pasan por situaciones extremas, que hacen estallar su lado más violento. Los acontecimientos son tan cotidianos, tan cercanos a lo que nos sucede día a día, que casi no hay manera de no sentirse identificado con alguna de sus historias, que debo decir, son bastante originales y de lo más variadas.
El primer relato de todos protagonizado por Darío Grandinetti, "Pasternak", ya nos marca la dinámica de lo que va a venir. Historias comunes marcadas por hechos de violencia extrema mostradas en clave de comedia negra (negrísima) y bizarra, bien como nos gusta a los argentinos. Uno de los productores fue el mismísimo Pedro Almodóvar ("La piel que habito", "Hable con ella"). Su manto de bizarreada humana se puede apreciar en los 6 cortos de Szifrón.
Los demás relatos por orden de aparición son "Las ratas" (Rita Cortese y Julieta Zylberberg), "El más fuerte" (Leonardo Sbaraglia y Walter Donado), "Bombita" (Ricardo Darín y Nancy Dupláa), "La propuesta" (Oscar Martinez y Osmar Núñez) y "Hasta que la muerte nos separe" (Erica Rivas y Darío Gentile). Personalmente creo que los mejores son los tres últimos relatos, destacándose el final protagonizado por Rivas ("Casados con hijos") y Gentile ("Nini").
Entre todos, nos muestran la violencia que genera la diferencia extrema de clases sociales, la burocracia, la falta de solidaridad y el desencuentro con el otro. Nos muestran también los distintos tipos de violencia, verbal, física, intelectual, que hacen que este fenómeno crezca a pasos agigantados, no sólo en la sociedad argentina, sino en muchos otros país del mundo que sufren de las mismas carencias.
Como sucede siempre, no es posible satisfacer a todos los espectadores, de hecho a varias personas no les pareció la gran cosa. Creo que este segmento del público se esperaba algo un poco más salvaje de lo que se vio. A mi mismo por momentos me dio la misma sensación, hasta que entendí que estaba frente a una satirización de la violencia, tomada bajo la lupa de la comedia. Reírnos de nosotros mismos encarnados en estos personajes cuasi caricaturescos y de paso llevarse una reflexión sobre la dirección que estamos tomando como sociedad, esa fue la consigna principal de esta propuesta.
Super recomendable, con climas que pasan rápidamente de la tensión a la carcajada y de la reflexión a la violencia interna propia. Buen cine argentino, que quedará entre los títulos más memorables de la industria de cine nacional.


14 de ago. de 2014

Tortugas Ninja: El cáncer Bay se extiende

* *       REGULAR

Otro icono de la infancia de muchos, arruinado por la mano ferozmente industrializada de Miguel Bahía... ¿Hasta cuando va a haber espectadores que se dejen engañar por la pirotecnia audiovisual de este señor? Sus trabajos carecen, en su mayoría, de cualquier tipo de amor por las buenas historias y la cinematografía. Simplemente son un collage de efectos especiales pornográficos, gente linda y mensajes patrióticos descerebrados. En en caso de "Tortugas Ninja", el director no fue Bay, sino Jonathan Liebesman ("Battle Los Angeles", "Wrath of the Titans"), discípulo del infame, pero se notó a leguas la mano de Miguel Bahía sobre toda la producción. Es básicamente "Transformers" pero con tortugas ninjas mutantes.
Creo que este producto safa un poco más que la horrible saga de los autos robots, pero sólo porque decidieron darle a los protagonistas más carisma que a los insípidos autobots. Lo demás es muy parecido... Megan Fox haciendo despliegue de sus dotes físicas (de los cual no me quejo) y nada más, porque de interpretación no entiende mucho, historia narrada con la misma pasión que puede llegar a tener una piedra, humor forzado que no funciona en el 80% del metraje, musicalización asfixiante y por supuesto, los mensajes patrióticos y cursis que tanto le gustan a Bay.
Lo que me sorprende es que este tipo siga cosechando éxitos de taquilla cuando todo el mundo sabe que sus trabajos cinematográficos son un fiasco. Lo mismo está pasando con Liebesman, que hasta el momento no ha tenido un solo film como director que valga la pena resaltar. Lo digo siempre... ¿hacia dónde están yendo nuestros gustos cinematográficos? ¿Realmente esto es lo que queremos ver cuando pagamos una entrada de $70 argentinos para ir al cine? Ojalá que sea sólo algo pasajero, que no se instale. Estamos viviendo tiempos en los que los espectadores más jóvenes están expuestos a los más variados productos superficiales en el cine, donde lo único que importa parece ser qué tan hot es el o la protagonista, si hay algún culebrón amoroso o si los efectos especiales son lo suficientemente espectaculares como para adormecer la mente. Ojalá no todo termine en eso.
La trama que propone "Tortugas Ninja" es muy básica, centrándose en uno de los orígenes más pobres y rápidos que se han visto en el último tiempo en la gran pantalla. El entretenimiento se sostiene con algunas secuencias de acción, pero no llega a ser un buen producto. Los villanos son acartonados y el Clan del Pié está caracterizado pésimamente. Todo el CGI volcado en la producción no alcanza a cubrir los baches de guión y termina decepcionando. No recomendable.


31 de jul. de 2014

Guardianes de la galaxia: Enganchado a un sentimiento

* * * * *  EXCELENTE

Marvel por fin se animó a salirse de la formula y lo hizo en grande. Primero anunció la producción de un film basado en personajes no tan conocidos del universo Marvel, una apuesta muy arriesgada en términos de negocios, sobretodo si se tiene en cuenta el gran presupuesto que suelen acarrear este tipo de films. "Guardianes de la Galaxia"... A pocos le sonaba este nombre. Los más entendidos del mundo del comic festejaban tímidamente la noticia, mientras los demás mortales no sabían ni que existían. Luego se le dio el rol principal a Chris Pratt ("Her", "La noche más oscura"), un actor en ascenso pero poco conocido en comparación con algunas de sus co-estrellas como Bradley Cooper (Rocket Racoon) o Vin Diesel (Groot), además no había tenido hasta el momento un protagónico importante. Con este film, estoy en condiciones de asegurar que nació una nueva estrella en Hollywood.
Finalmente llegó el primer trailer de la película y todos nos quedamos con la boca abierta, un tanto confundidos pero con mucha curiosidad. ¿Qué era esta cosa bizarra/humorística con escenas de acción musicalizadas por los setentosos Bjorn Skifs y Bablus que habíamos visto? Lo que iba a venir pocos se lo imaginaban.
"Guardianes de la Galaxia" es la prueba de que se puede hacer algo distinto, fuera de los manuales de las películas de super héroes, que no subestime el gusto de la gente y lograr un éxito. Esto en gran parte es mérito del propio Marvel que inventó una historia distinta, pero lo es más aún de la guionista y su director, Nicole Perlman y James Gunn ("Slither") respectivamente, que supieron adaptarla a la perfección y con un sentido cinematográfico verdaderamente enfocado en el entretenimiento de los espectadores.
La historia es rara pero a su vez mantiene algunos elementos que no fallan. El anti héroe que se da cuenta que puede hacer cosas magníficas por los demás, buenas dosis de humor colocadas estratégicamente a lo largo del metraje (hay algunos gags que son realmente sorpresivos y una bocanada de aire puro), la formación de un verdadero equipo de amigos para enfrentar al mal y secuencias de acción muy bien logradas que llevan al espectador por un montaña rusa de sensaciones. James Gunn supo despertar al niño que tenemos todos dentro y eso no siempre es fácil.
El cast hace un trabajo más que bueno, destacándose Chris Pratt (Starlord), Bradley Cooper (Rocket), Zoe Saldana (Gamora) y Michael Rooker (Yondu). El personaje de Vin Diesel (Groot) es uno de los mejores, pero no podemos darle todo el crédito por esto a Vin... cuando la vean se darán cuenta de lo que digo.
Para ir cerrando, "Guardianes de la Galaxia" es una excelente película de acción y aventuras marcianas que se arriesgó y logro meterse al público en el bolsillo. Tiene algunas escenas y elementos dignos de convertirse en momentos icónicos del cine y resulta tan entretenida que hace caer en la cuenta de a cuantas películas de super héroes le hemos perdonado el fracaso tan solo porque nos gustaba el comic original. Ejemplos de esto que digo son sin dudas las últimas Spiderman, las pelis en solo de Wolverine o Los Cuatro Fantásticos que fueron verdaderamente malas.
No se pierdan "Guardianes...", los que disfrutan este tipo de films, no se van a arrepentir y van a pasarla 10 puntos.


24 de jul. de 2014

12 horas para sobrevivir: La purga pulida


* * *      BUENA

"The Purge, anarchy" o "12 horas para sobrevivir", como se la llamó absurdamente por estos lados, es la secuela de "The Purge", aquel film de suspenso/terror que sorprendió al público en 2013. La primera película era bastante original, por su temática y su denuncia social con algunos destellos de comedia negra. Si recuerdan un poco se situaba en el futuro, año 2022, en el que se ha aprobado un ley que permite que durante 12 horas seguidas, una vez al año, las personas puedan cometer cualquier tipo de crimen, incluyendo el asesinato, y salir impunes. Esta purga impuesta por unos personajes que nunca vemos llamados los "nuevos padres", supuestamente sirve para que la gente pueda descargar toda su violencia contenida sin limitaciones y se mantenga el orden y la paz durante todo el otro período del año. Los ricos estándar tienen sofisticados sistemas de protección en sus hogares que los protegen de la violencia desatada, mientras que los más excéntricos se animan, salen de cacería y se divierten asesinando a los más pobres y desprotegidos.
En esta secuela, la fórmula se repite tal cual a sus antecesora agregando algunos detalles sobre el sistema de purga y desarrollando un poco más esa denuncia social sobre el pisoteo de las clases más altas a las más bajas. James DeMonaco vuelve a repetir como director y afinó varios aspectos de esta loca historia. Por ejemplo refinó un poco más sus métodos para crear tensión en el espectador, sin caer tanto en los artilugios clichés del terror como los sonidos estruendosos sorpresa o la exageración de la maldad de los purgantes, algo que sí se vio en la primera entrega. Por otro lado, la acción es llevada outdoor, algo que anteriormente se situó en la casa de los Sandin casi todo el metraje. Muchos festejaron esto ya que permitía tener un panorama más variado sobre lo que pasa la noche de la purga, pero en realidad a mí me parecía mejor la sensación de encierro que generaba "The Purge".
Con respecto a la trama, creo que acá se dieron un poco más de maña los guionistas y supieron armar una historia que a pesar de no tener prácticamente ninguna cara conocida entre sus protagonistas, se las pudo arreglar para mantener entretenido y preocupado al espectador sobre la suerte del grupo protagonista.
Si vamos a lo negativo, creo que aún no le pudieron dar un cierre redondo a la justificación de la purga. Es como si por escuchar la mínima explicación de que ésta se lleva a cabo para purgar la violencia y bajar los índices de crimen durante todo lo que queda del año, nos fuera a convencer del todo. Quizás a algunos espectadores sí, pero somos varios más los que aún esperamos una profundización más seria sobre el asunto. La idea es que no de la sensación de que la pequeña pero original historia sólo tenga sentido para justificar la escenas de violencia.
No es de lo mejor del género, pero se deja ver y entretiene bastante. Una buena opción para aquellos que disfrutaron de la primera entrega.




17 de jul. de 2014

El planeta de los simios, confrontación: Empieza la guerra!

* * * *   MUY BUENA

Voy a empezar diciendo que me pone muy contento ver sagas de ciencia ficción y acción exitosas. Cuando nadie creía en el reinicio de esta franquicia luego del fracaso de Tim Burton, le puse todas las fichas y la verdad es que no me defraudó ni un poco. Ahora, con esta gran secuela logra mantener la calidad y promete seguir entreteniéndonos por un buen tiempo.
"El planeta de los simios, confrontación" no llega a ser tan atractiva e interesante como fue "El planeta de la simios, revolución", pero no le faltó mucho para estar a la altura de la misma. Debo reconocerle a Matt Reeves ("Cloverfield", "Let me in") que le tocó lo más difícil, que es ofrecer una secuela interesante luego del tremendo éxito y la sorpresa que significó su predecesora. Debió encarar el hecho de que nuestros protagonistas simios ya hablan, han asumido su nueva inteligencia y están viviendo en una especie de comunidad indígena alejados de los humanos. Por todo esto, creo que Reeves como sucesor de Rupert Wyatt ("El planeta de los simios, revolución") está más que bien. Quizás le faltó un poco del corazón que puso el primero en "Revolución", del amor que imprimió en sus personajes y las relaciones complejas que entre ellos planteó, lo cual fue también mérito de Rick Jaffa, Amanda Silver y Pierre Boulle, guionistas del film. De todas maneras, Reeves nuevamente junto a Jaffa y Silver, sale más que airoso del desafío y ofrece una vez más un entretenimiento de alta calidad.
En esta ocasión la trama se centra más en los simios, en cómo César y su comunidad van aprendiendo a vivir como seres inteligentes y en el choque que se produce con un grupo de humanos que necesitan construir una fuente de energía eléctrica en su territorio. La tensión está a la orden del día encarnada en el odio que tienen muchos humanos hacia los simios por la gripe mortal, que derivó en la muerte de gran parte de la población mundial a partir de los experimentos que llevaron a cabo con ellos, y por otro lado la desconfianza y el miedo que los simios le tienen a los humanos por como los han tratado en el pasado. El guión constantemente juguetea entre estos dos polos manteniendo un frágil equilibrio que por momentos se inclina hacia un lado y luego hacia el otro, provocando en el espectador sensaciones encontradas sobre que posición tomar. La guerra entre ambos comienza a gestarse con elementos de traición, celos, intolerancia y miedo. Esto está muy bien transmitido durante todo el metraje.
A nivel técnico no hay nada que reprochar, destacándose nuevamente ese intérprete talentoso, pero poco reconocido en la industria, llamado Andy Serkis ("El Señor de los Anillos"). Su impronta se transmite a los personajes digitales a los que da vida y los dota de alma. Por otro lado, los efectos audiovisuales están a la altura del proyecto y acompañan muy bien la aventura dramática que se vive en pantalla.
"El planeta de los simios, confrontación" explora la psiquis del ser humano polarizádola en dos especies distintas que al final de cuentas buscan lo mismo. Vemos tanto los aspectos negativos como los positivos de la inteligencia humana volcados de manera dual en los dos bandos, humanos y simios. Acá está la gran fortaleza de su trama. De todas maneras creo que le faltó un poco más de dramatismo a ciertos acontecimientos, lo que no dejó que esta secuela superara a la película anterior.
En resumen, una película de acción, drama y aventura que entretiene desde su inicio hasta el fin y deja con ganas de ver mucho más. Reeves repetirá en la tercera parte, lo que nos deja bien tranquilos y ansiosos con su llegada. Recomendada.


  

16 de jul. de 2014

Socios por accidente: No tan mala como podría esperarse

* *       REGULAR

Como leí en un comentario de otra crítica, si comparamos a "Socios por accidente" con su competidora más directa en cuanto a comedia argentina de vacaciones de invierno, "Bañeros 4: Los Rompeolas", claramente la primera es un producto muy superior, que si bien tiene varias fallas en su confección, tiene un trabajo mucho más serio de sus realizadores y no es una total estafa como la película de Rodolfo Ledo.
En esta ocasión se nos presenta una película que a priori nos daba muy poca confianza a los cinéfilos. ¿Los mediáticos José María Listorti y Peter Alfonso como protagonistas de una comedia de acción para cine..? Ya de entrada pensaba que se trataría del peor moco del año y aunque no fue una maravilla ni cerca, me pareció decente. 
Personalmente me inspiraba cero confianza esta producción por varios motivos, algunos de ellos que se confirmaron posteriormente cuando la vi y otros que me sorprendieron... para bien debería decir.
Los elementos negativos que confirmé fueron por un lado, la inexperiencia de los protagonistas para llevar adelante un film de acción y comedia, dos géneros bastante desgastados en los que no resta casi nada sin hacer. Para un desafío como este se precisa de actores con más experiencia en pantalla y carisma. Por más que no soy para nada fan de los personajes nacidos en el universo Tinelli, debo decir que si bien lo de Listorti y Alfonso fue un tanto forzado por momentos, en general hacen un trabajo correcto, bien intencionado, pero que no llega a un nivel adecuado como para calificarlo de sobresaliente. Sus personalidades unidas a ciertos gags funcionan en algunos pasajes de la película, pero en general el humor utilizado no fue del todo efectivo. Hay una tendencia a caricaturizar demasiado a los personajes de las comedias argentinas. Les pasó a Francella, Disi, Carámbula, Porcel y hasta al negro Olmedo. La diferencia es que estos eran, y algunos siguen siendo, grandes comediantes, con una experiencia basta en el tema. Listorti y Alfonso no dan la talla aún y quizás nunca lo hagan... ojalá demuestren que me equivoco.
Otro punto flaco tiene que ver con algunos diálogos, demasiado teatralizados, con poca dinámica de film. Los actores más habituados al teatro suelen exagerar en como acentúan sus diálogos, sobre todo si vienen de "La Revista" como estos dos.
Para resaltar, la puesta en escena, bastante profesional y con un gusto afinado, nada que ver a la truchada de "Bañeros 4". Se nota también que a la historia la pensaron y la situaron bien dentro del sub género "buddy movie".
Creo que a los seguidores de los sketchs de Listorti y al personaje de Alfonso puede gustarles esta película, que en si no es mala, pero no llega a ser del todo buena.


14 de jul. de 2014

Aviones 2, equipo de rescate: Una franquicia rancia

* *      REGULAR

Estuve pensando un rato largo sobre que nota ponerle a este nuevo trabajo de la sociedad Disney-Lasseter y finalmente me decidí por el Regular. ¿Por qué? Porque más allá de que esta secuela significa una mejoría, en todos los sentidos con respecto a su antecesora, no aporta nada significativo al mundo del cine animado, ni desde su historia ni desde su ejecución. Se podría decir que se pulieron algunos lugares que estaban medios opacos, pero el producto de base sigue siendo el mismo.
Primer punto flaco que se repite con respecto a "Aviones", es la falta de carisma del personaje principal. Dusty (Dane Cook) no es un protagonista picante, que atraiga demasiado al público. Hay muy buena intención en su concepción y en su evolución, pero no llega a enganchar con el grueso de los espectadores que asisten al cine esperando la nueva gran peli de animación. Leí por ahí que este fenómeno tiene que ver con una cuestión de que en este tipo de filmes no hay participación de "seres humanos" (aunque si participaran tampoco lo serían. ya que son animaciones...) y eso hace que uno se identifique menos... El Rayo McQueen lo logró en la saga "Cars" y quedó en la mente de los espectadores. También lo logró Wall-E y fue una peli muy querida por muchos. Lamentablemente Dusty no llega a ser tan carismático.
Por otro lado, este nuevo universo derivado de "Cars" no ofrece una historia verdaderamente trascendente, que valga la pena recordar, sino que utiliza fórmulas de manual para safar y entretener un rato. No va más allá del disfrute pasajero. Como señalé anteriormente, esta secuela mejoró al discurso aleccionador de la primera peli, mejoró la acción y los gags, pero en esencia se sigue equivocando en los mismos factores importantes, como la trama y la relevancia de sus personajes.
Se nota que cambiando la profesión del héroe (ahora pasa a ser un avión hidrante y deja las carreras) e introduciendo nuevos personajes quisieron darle un nuevo aire y de cierta manera se logra, pero no llega al corazón del cinéfilo, no lo copa.
Personalmente creo que seguir insistiendo con esta saga no tiene mucho sentido, ni desde lo cinematográfico, ni desde lo económico, ya que los resultados de taquilla no han sido tan auspiciosos como con otros productos. Basta con comparar la relevancia de otras sagas Disney/Pixar para darse cuenta de que "Aviones" se trata de un producto menor, con menos llegada y menos cabeza puesta en su ejecución.
Mejora con respecto a su antecesora, pero no logra colarse en el pedestal de los grandes productos de animación. Una franquicia rancia que aguanta a fuerza de las ganas de sus creadores y un buen uso de la tecnología audiovisual. ¿La tercera será la vencida?



12 de jul. de 2014

Bañeros 4, los rompeolas: La decadencia de la tv en el cine

*         MALA

Lo único que pude sentir cuando miraba esta bazofia era vergüenza ajena y un poco de tristeza. ¿Dónde quedó la gracia del groso de Emilio Disi? ¿En qué lugar se olvidaron la picardía del buen humor argentino? En esta nueva entrega de los bañeros, Disi parece estar drogado durante todo el film y realmente hace el ridículo, pero no de una buena manera. Ni hablar de las ausencias fuertes como Guillermo Francella, Berugo Carámbula y Gino Renni que fueron sustituidos por ese grupo de comediantes, salidos del universo Tinelli, que no pudo llevar adelante el film de manera digna y salvarlo del ridículo total.
Por otro lado, si bien no soy para nada fan del humor que hacen Pachu, Pablo, Fredy y Iúdica (?), en los programas de TV en los que participan, resultan mucho más divertidos y naturales que en esta película, con menos estructuras infantiles a la hora de hacer reír. Acá están totalmente duros, sin nada de gracia y con chistes tan pero tan estúpidos que dan vergüenza ajena, como si al guión lo hubiera escrito un viejo nerd en completo estado de ebriedad. He visto varios programas con gags de Pachu y Pablo, y acá se puede divisar claramente que hubo personas que los limitaron y los pusieron a hacer un humor que les queda muy mal. Lo de Nazareno Móttola ("Peligro: Sin Codificar") fue realmente ridículo también, con muchas limitaciones a la hora de hacer reír. Completan el reparto principal Fátima Flores, haciendo lo mismo que suele hacer en TV, imitar gente famosa, y Karina Olga Jelinek haciendo lo que mejor le sale, hacerse la tonta. Además hay algunas breves intervenciones de Belén Francese, Paolo "el rockero" y Daniel Aráoz en un rol para el olvido.
Desde lo visual, imagínense algo verdaderamente choto y sin una pizca de calidad... a eso multiplíquenlo por dos y van a tener como resultado "Bañeros 4: Los Rompeolas". Es realmente un trabajo que atenta contra el avance que viene experimentando el cine argentino, sobre todo en el rubro comedia, que no es uno de los más simples justamente.
En conclusión, es ridícula, infantil y para nada divertida. No pude encontrar casi algún chiste gracioso y sentí mucha vergüenza ajena. Por favor, no sigan arruinando una saga que más allá de no haber sido de lo mejor o más inteligente del cine argentino, había logrado un lugar como clásico del género y supo ganarse al espectador. Seguir haciendo films de este tipo no hacen más que arruinar la reputación de la comedia argentina. Lo peor en lo que va del año.



10 de jul. de 2014

Transformers 4, la era de la extinción: Cuando uno pensaba que no podía ser peor...

*         MALA

Era prácticamente una fija, si "Transformers" me había parecido bastante floja, "Transformers: Revenge of the fallen" mala y "Transformers: The dark side of the moon" pésima, la secuencia lógica me dirigía hacia lo peor de toda la saga y así fue... lamentablemente.
"Transformers: Age of Extinction" es un producto de pornografía visual hardcore que sólo los habituados a este tipo de cine ruidoso pueden llegar a disfrutar. Quizás podríamos sumar a los incondicionales de los dibujos animados y los juguetes que por más de que el resultado de todas las películas haya sido malo, las siguen bancando por el solo hecho de poder ver a sus héroes en el cine. Muy adentro de mi ser, todavía sigo esperando alguna entrega que pueda disfrutar al menos un poco, y eso es mucho pedir para un destruye ídolos como Miguel Bahía...
Muchos se dejaron engañar. La producción cambió los protagonistas, incluyeron a los dinobots y nos hicieron creer que se venía algo más adulto e inteligente, pero la verdad es que resultó una CAGADA, como todas las demás, incluso más ridícula y descerebrada que "the dark side...". Los diálogos empeoraron, con chistes en momentos muy poco oportunos, con villanos ridículos como el que interpreta Titus Welliver y nuevos protagonistas que resultan tan o más tontos que Shia LaBeouf en las entregas anteriores. Lo de Jack Reynor por ejemplo, es lamentable.
En un momento de batalla fuerte, pasadas las 2 horas de metraje, había gente en la sala que buscaba encontrar la mirada con los de al lado sólo para asegurarse de no ser el único que la estaba pasando tan mal. A mi mismo me paso algunas veces, que miraba al grupo de amigos con el que había ido al cine y tenía 2 durmiendo, dos que me miraban, se reían y se sacaban los lentes del 3D para decirme que era inaguantable la situación y uno que por alguna razón extraña la estaba pasando relativamente bien. Debo admitir que también cabeceé algunas veces como me sucedió con "the dark side...". La pornografía de efectos audiovisuales resultaba tan exagerada que no podía ni siquiera apreciar el logrado proceso de transformación de los robots en autos y viceversa. Sólo podía pensar en lo aturdido que estaba hasta que esa sensación mutó a algo anesteciante y dejé de prestar atención a la "trama".
¿Hasta cuándo van a seguir llenándole los bolsillos de dinero a un tipo que industrializa el cine y lo despoja de todo atisbo de alma?
Para ir concluyendo y no aburrir con mi despotrico, les voy a decir que cada vez que puedan, prendan velitas a todos los santos para que a Bay no le sigan entregando sagas juveniles e iconos de la infancia porque los va a destruir a todos, de eso estoy muy seguro. Falta que le den los Thundercats y ahí sí que se pudre todo. Cuando vean que en algún lado de la película dice "Michael Bay", corran, corran lo más rápido que puedan.




8 de jul. de 2014

Oldboy, días de venganza: Innecesaria pero entretenida

* * *      BUENA

"Oldboy" versión 2013 es sin dudas una remake innecesaria, con sólo 10 años de diferencia con la versión original del coreano Chan-wook Park y sin ningún aditivo adicional que la diferencie o la haga más interesante. Que la original sea coreana, no quiere decir que el grueso de la población mundial no tenga ni idea sobre la importancia de la película y que haga falta que Hollywood la reversione, pero bueno, a los muchachos se les ocurrió que quizás si era necesario. Dicho esto, debo decir que no me parece justo u objetivo todo el despotrique que leí en contra de la calidad de esta película y sobre la labor de Spike Lee como director. Que no sea necesaria no quiere decir automáticamente que sea mala. Tiene varios elementos en contra como la pérdida del factor sorpresa y la occidentalización de un drama que tenía mucha fuerza en el contexto cultural en el que se desarrollaba, pero la historia es básicamente la misma y el ejecución es bastante interesante, aunque un tanto superficial por momentos. Creo que una persona que no haya visto la versión original de 2003, puede entretenerse con este producto y hasta llegar a vivir un poco de la intensidad que tenía la "Oldboy" coreana. Si tuviera que recomendar alguna de las dos, diría que "Oldboy" de Park es para el espectador más conocedor del cine, más abierto a los relatos de autor y más receptivo de la sensaciones que quiere transmitir el director, mientras que la "Oldboy" de Lee es más adecuada para el espectador acostumbrado al cine más mainstream, dinámico y visual. Para graficarlo un poco, tengo amigos que si los llevás al cine a ver "La naranja mecánica" o "Réquiem para un sueño" terminan aburridos y con mucho tedio porque no se bancan el ritmo, la intensidad y la carga poética de este tipo de trabajos. Para ellos, es mejor la versión Lee. Hay otros amigos que están más adecuados al cine independiente, al cine europeo y oriental y están familiarizados con el cine arte o el cine de autor. Para ellos, definitivamente les resultará una experiencia más completa ver la versión Park.
Para los que no tienen idea de que se trata, les voy a comentar que deben prepararse para una trama bizarra, interesante, pero fuera de lo común. El ejecutivo Joe Ducett (Josh Brolin), luego de una noche de festejo desenfrenado, se despierta desorientado en lo que parece ser un cuarto de hotel. Cuando comienza a volver en sí, se percata de que en realidad más que un cuarto de hotel se trata de un prisión en la que lo han puesto en contra de su voluntad. Allí pasa 20 años encerrado, en compañía de sólo un televisor que entre otras cosas, le muestra que su esposa ha sido asesinada y el principal sospechoso es él que está desaparecido. Su pequeña hija es puesta en un nosocomio para menores. Un día, es puesto en libertad sin razón aparente y nuestro protagonista aprovecha para buscar a la persona que arruinó su familia y poder vengarse. En ese camino de revancha, le va a pasar de todo, incluido enterarse de un oscuro secreto que le tiene preparado su captor.
Una historia muy interesante, super violenta y distinta de lo que estamos acostumbrados a recibir de Hollywood. La labor de sus protagonistas es buena aunque despareja. Su mayor pecado es no tener la relevancia y la pasión que tenía la versión original. Creo que si bien no logra conectar tanto con el público, se deja ver y es un buen entretenimiento.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...